Calle Ruperto Chapí 21

Alcobendas, Madrid

España

28100

¿Cómo es un tratamiento craneal?

¿CÓMO ES UN TRATAMIENTO CRANEAL?


Últimamente estoy hablando con los pacientes sobre los problemas que pueden derivar del cráneo. Como por ejemplo las cefaleas, migrañas, dolores en la mandíbula, dolores en la región orbitaria, problemas de sensación de congestión, sinusitis, rinitis e inflamación en zonas de la boca donde se coloca el aparato de ortodoncia con sus respectivas alteraciones que provoca. Esos dolores son producidos por una serie de disfunciones en las articulaciones y sistema membranoso del cráneo, siendo el aparato responsable de incrementar estas tensiones para corregir problemas óseos en caso del tratamiento del odontólogo. 

A los pacientes les surgen preguntas acerca de las diferentes articulaciones y membranas que existen en el cráneo y cómo se pueden tratar con el fin de paliar las molestias. 

Por ello, es necesario explicar al paciente el funcionamiento y la biomecánica (movimiento) de los diferentes huesos del cráneo. Así encontramos el problema para poder tratarlo después. Ya que lejos de la convencional técnica de masoterapia donde podemos ejercer una presión importante, con el tratamiento craneal podemos ejercer una presión es de cinco gramos de presión.

 

CONOCEREMOS BREVEMENTE LA HISTORIA DE LA OSTEOPATÍA CRANEAL. 


La terapia craneal fue descubierta por William G. Sutherland, discípulo de Andrew Taylor Still (padre de la osteopatía), quién estudió el cráneo y se dio cuenta mirando los huesos craneales, cómo de un golpe le vino el pensamiento “biselados como las agallas de un vez para la respiración primaria”. Desde ahí dio rienda a su intuición para llegar a descubrir que la “respiración primaria” era, en realidad, un movimiento de líquido expresado a través de todo el cuerpo humano como una pulsación que puede ser palpada por manos sensibles. Experimentó estos ritmos en los años 30 en Estados Unidos.

Vio que el cráneo tiene dos movimientos:

  • Uno de expansión (la cabeza se hincha) se denomina flexión craneal
  • Y otra de retracción (la cabeza se estrecha) se denomina extensión craneal.

Estos dos movimientos son seguidos (simultáneos), como si de un bombeo intrínseco del cráneo se tratase. No cabe olvidar, que también se dio cuenta de que el movimiento del sacro se correspondía y se sincronizaba con el movimiento de la base del cráneo, con el hueso occipital. De ahí su nombre Ritmo cráneo-sacro. Este movimiento debe ser sincrónico, cuando tenemos alguna alteración, por ejemplo un pequeño golpe, postura lesiva, esta armonía desaparece y da lugar a un asincronismo cráneo sacro produciendo posibles dolores y molestas a la persona.

 

PEQUEÑA DESCRIPCIÓN ANATÓMICA


El cráneo está formado por 22 huesos y más de 100 suturas, es decir, zonas donde se osifican y se unen los diferentes huesos.

El cráneo está revestido por tres capas importantes: LaPiamadre (capa más interna que está muy vascularizada en contacto íntimo con el cerebro), la aracnoides (capa media) y la duramadre (“es el manto externo de las tres membranas, que envuelve el encéfalo y la médula espinal”capa más externa y dura, se adhiere al hueso del cráneo y da mucha protección). Se compone de tejido conjuntivo duro, que se fusiona con el cráneo formando láminas verticales (la hoz del cerebro y del cerebelo, que separan los hemisferios). También forma bilateralmente láminas bastante horizontalesdenominada tienda del cerebelo que separa al cerebro del 

cerebelo. La duramadre contiene líquido cefaloraquídeo y por tanto, forma un sistema hidráulico craneosacro.

Como las tres meninges tienen movimiento independiente, una de las funciones para las que sirven es que la columna gire y se doble sin moverse o someter a tensión la médula espinal.  Este sistema de membranas sirve de amortiguación a tensiones craneales y reciben el nombre de “membranas de tensión recíproca”.

Como hemos dicho, la duramadre protege a la médula espinal y va a llegar hasta el sacro. 

Por ello, cualquier tensión anormal de esta capa nos alterará la vascularización del cráneo, nos alterará la circulación del líquido cefaloraquídeo, nos puede producir cefaleas tensionales, impedir y limitar la correcta biomecánica del los huesos craneales o alterar la funcionalidad de los 12 pares de nervios craneales.

Por otra parte, nombrar a la articulación más importante del cráneo. Es la articulación esfenobasilar, formada por la unión del hueso occipital y el hueso esfenoides (en éste se encuentra la glándula hipofisaria)

Esta articulación da origen a muchas disfunciones que encontramos en la clínica. Cabe decir que todos los huesos craneales están relacionados unos con otros. Si uno está en disfunción, sus ccercanos también estarán en disfunción.